sábado, 4 de diciembre de 2010

Ensayo “La enseñanza y el aprendizaje de las fracciones en la escuela primaria”.


Por Estefani A. R.

Introducción

Dentro de la enseñanza y el aprendizaje de las Matemáticas, específicamente en lo que corresponde al tema de las fracciones, los alumnos se enfrentan a una serie de obstáculos que impiden que apliquen de manera correcta sus conocimientos sobre este tema.

Pero: ¿A qué se debe esta situación?, ¿Se debe introducir al tema de las fracciones a los alumnos desde los primeros grados de educación primaria?
Son muchas las cuestiones que surgen alrededor de este tema, es por ello que en el presente ensayo se hace un análisis acerca de la importancia de la enseñanza y el aprendizaje de las fracciones en la escuela primaria

Desarrollo

Para la mayoría de los niños, el aprendizaje de las matemáticas es tedioso y cansado, o demasiado “difícil”, como ellos mismos suelen decir, pero esto se debe más bien al enfoque que nosotros, maestros, damos a la enseñanza de esa ciencia. Específicamente en la temática correspondiente a las fracciones y su utilidad en la vida diaria, considero se debe prestar especial atención sobre todo en aspectos como la importancia de las fracciones y la forma en la cual se lleva a cabo el  proceso enseñanza-aprendizaje de las mismas.

Primeramente me hago la siguiente pregunta: ¿Qué significa para nosotros una fracción? Es probable que nunca nos hayamos planteado alguna vez esta cuestión, sin embargo considero que es necesario que como futuros profesores determinemos nuestras propias concepciones acerca de este tipo de temas pues si no dominados los contenidos, no podremos enseñarles de manera correcta a los alumnos en el aula.

Aceptar o afirmar que los alumnos de primaria comprenden el concepto de fracción no es muy acertado. De una u otra forma se conoce el término fracción y según el concepto que se tiene de él se transmite a los alumnos y se les acerca a las definiciones más acertadas posibles. Pero independientemente de la definición de este término, se deben plantear algunas situaciones problemáticas en las cuales los alumnos pongan en práctica sus conocimientos acerca de las fracciones, lo cual implica darles una utilidad o funcionalidad.

A través de mi poca experiencia en el trabajo docente, he nota que en la escuela primaria los alumnos presentan muchas dificultades para aprender las fracciones, sobre todo a la hora de ponerlas en práctica. Es por ello que considero importante que les demos la libertad a los niños de construir las operaciones con fracciones. Construcción que debe basarse en las propias actividades del alumno, como: estimación, desarrollo del sentido del orden y tamaño, conservación del área, etc.

También me he percatado de que los alumnos, al no tener bien cimentadas las bases acerca del tema de  las fracciones, no aplican de manera correcta los procesos de partición y equivalencia de la mismas; se dejan llevar por el tamaño o el número de partes en las que se divide el entero, afirmando que las fracciones que contienen números grandes son mayores que aquellas que contienen números pequeños.
Es importante partir de los saberes previos del alumno, pues estos servirán como base para empezar la secuencia de la enseñanza de fracciones (ideas relativas a mitades, tercios, cuartos, etc., los procesos básicos de dividir, repartir,...).

Lo que se aconseja en la lectura “El reparto y las fracciones” es llevar acabo el proceso enseñanza-aprendizaje de las fracciones a partir de la manipulación de diferentes objetos y formas de acuerdo a las circunstancias, para que al problematizar en diferentes situaciones, se pueda estructurar gradualmente el concepto de fracción. Es decir, lo que se pretende es que los alumnos demuestren sus resultados a través de material concreto, lo cual les permitirá comprobar si sus hipótesis iníciales fueron correctas o erróneas.

Me parece que ante este tipo de situaciones, el maestro juega un papel determinante, dado que él será el encargado de guiar el trabajo de los alumnos, llevándolos poco a poco a que ellos mismo encuentren las soluciones correctas a los problemas planteados. Esto no quiere decir que el maestro no tengan ninguna actividad que hacer, por el contrario, su labor radica en observar la forma de trabajar de los alumnos y los procedimientos que emplean para llegar al resultado final.  

Considero que un aspecto importante dentro de la realización de actividades con fracciones es el trabajo en equipo, ya que permite a los alumnos compartir sus opiniones y procedimientos para resolver los problemas, llegando a una conclusión general de acuerdo a lo que ellos consideran el camino correcto hacia la resolución de la situación. El trabajo en equipo se propone un fin común, una realización colectiva; pero comprende tareas individuales, aunque solidarias, que suscitan en cada uno un esfuerzo).
Por eso el trabajo de equipo favorece la solidaridad organiza, lo cual implica poner en práctica la originalidad de cada uno de los integrantes del conjunto. El equipo rinde y funciona, logra y es exitoso cuando cada parte del conjunto es capaz de entregarse al mismo.

En las conclusiones finales de la lectura “El reparto y las fracciones”, se menciona lo siguiente:

“Dada la tendencia general de los maestros de exigir de sus alumnos soluciones y respuestas correctas a pesar de que éstos aún no tienen los elementos necesarios para llegar a ellas, ha sido un acierto que en las propuestas de la reforma educativa se excluya del programa la enseñanza de las fracciones en los primeros grados de educación primaria”

De acuerdo con la idea anterior, pienso que efectivamente es necesario aplazar hasta 3° grado de primaria la enseñanza de las fracciones, dado que es un momento en que los alumnos cuentan con mayores elementos, adquiridos en los dos grados anteriores, para poder comprender mejor el tema y acceder con mayor facilidad a él.

Conclusiones

El ser humano tiene la disposición de aprender de verdad sólo aquello a lo que le encuentra sentido o lógica. El ser humano tiende a rechazar aquello a lo que no le encuentra sentido. El auténtico aprendizaje es el aprendizaje significativo, el aprendizaje con sentido, en el cual se enlaza el nuevo conocimiento con los conocimientos anteriores, con situaciones cotidianas, con la propia experiencia, con situaciones reales, etc.

Con lo anterior quiero decir que para lograr que los alumnos comprendan  verdaderamente el tema cualquier tema relacionado con las Matemáticas, es necesario darles las bases necesarias para acceder a ellos con mayor facilidad. Es decir, los alumnos deben tener primeramente los conocimientos básicos de las Matemáticas, para poder introducirlos a otros más complejos. 

Es importante recalcar que el uso de material concreto al interior del aula es importancia para la construcción de conocimientos por parte de los alumnos.  La manipulación de estos materiales hace más significativa la experiencia.
De nosotros los docentes depende que el aprendizaje de los alumnos sea significativo y comprensivo, de tal manera que los conocimientos adquiridos en clase puedan ser de utilidad para ellos, no sólo en la escuela sino en su vida diaria.

Bibliografía:
Lectura “El reparto y las fracciones”, libro La enseñanza de las Matemáticas en la escuela primaria.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada